9.60

Plata

1cm

1 disponibles

Categoría:
Share this product

Descripción

Un nudo de bruja es un amuleto protector que está formado por dos poderosos símbolos entrelazados. El primero de ellos es el círculo, el símbolo universal de la vida, el universo y las cosas eternas, y el nudo de cuatro esquinas. Este último es gaélico y representa las cuatro estaciones, a los cuatro dioses de las estaciones celtas, a los cuatro puntos cardinales y a los cuatro elementos (tierra, fuego, agua y aire), entre otras cosas. Además, como dato interesante, el nudo de cuatro esquinas se puede dibujar sin levantar el lápiz del papel.

La unión de estos símbolos permite que el nudo de bruja contrarreste las maldiciones, mal de ojo o conjuros negativos que lancen sobre la persona que lo lleve. Pero, como hemos dicho antes, el nudo de brujo no solo sirve de protección. ¡Sirve como escudo reflectante! Así que mandará de vuelta toda la negatividad a aquel que la haya lanzado en primer lugar.

Para activarlo, espera a una noche de luna llena y mete el talismán bajo un chorro de agua corriente para limpiar las malas energías. Una vez hecho, hay que dejarlo secar sobre un plato blanco lleno de sal  durante toda la noche, entre la sal y el amuleto pondremos un papel blanco con nuestro nombre completo escrito y fecha de nacimiento.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.