11.00

Atado de Salvia Blanca con Selenita de 8 cm Aprox.

 

7 disponibles

Categoría:
Share this product

Descripción

Este increíble conjunto contiene un atado de salvia blanca junto un palo santo y un mineral de selenita sin pulir.

Ideal para la protección, claridad mental y calma.

Salvia Blanca:

Tradicionalmente los indios de América del Norte quemaban la Salvia Blanca con una concha marina, que representaba el agua. Introducían el carbón ardiendo representando el fuego, y al quemar la salvia en la concha, obtenían un humo blanco con un aroma único que representaba el viento. El hombre era la tierra y la unión de todos los ingredientes formaban el quinto elemento, el espíritu.

Para estas tribus se trataba de una planta sagrada, y cuando era quemada en sus ceremonias, se sahumaban con el humo blanco que desprendía para purificar tanto sus cuerpos físicos y emocionales, como lugares y objetos.

La mayor parte de las propiedades medicinales de la Salvia Blanca están en sus hojas, que absorben la energía del Sol produciendo gran cantidad de aceites esenciales que aromatizan la planta y se desprenden al quemarla. Cuando quemamos sus hojas desprenden un aroma muy agradable, aportando una sensación de bienestar, paz y buena energía.

El uso de Salvia Blanca es especialmente útil en tiempos de grandes cambios en nuestras vidas, cuando estamos expuestos a energías estancadas o patrones de pensamientos negativos. La Salvia tiene el poder de eliminar estas vibraciones, purificando nuestros campos de energía y trayendo la claridad y fuerza suficientes para seguir firmes en nuestro caminar.

Equilibra las energías y hace que notemos el entorno menos pesado, por ello recomiendo quemar esta con frecuencia, de este modo nos beneficiaremos de sus propiedades.

Puedes quemar el atadillo de Salvia Blanca en varias veces para hacer varias limpiezas energéticas.

*Los atados deben ser prendidos con una cerilla y apagar la llama agitándolos, una vez lo pasemos por las estancias la salvia blanca, la posicionaremos en un recipiente en la entrada de la casa para que se apague solo. Es recomendable dejarlo en un recipiente de cerámica o una concha de mar.

Haremos círculos conforme lo estemos pasando en el sentido contrario a las agujas del reloj. 

Para limpiar la energía de las personas o mascotas, comenzaremos desde los pies hacía la cabeza.

Palo Santo:

Cada vez hay más estudios e informes científicos sobre esta madera sagrada.

  • El Palo Santo se utiliza en muchos países para expulsar las energías negativas y atraer las energías positivas. Según los estudiosos, equilibra las energías, buscando y aumentando todo positivo.
  • Limpia y purifica los ambientes, además de aromatizarlos.
  • Alivia la tensión nerviosa y ayuda a controlar las enfermedades o dolencias causadas por el estrés, potenciando la armonía y el bienestar. Estas bondades se adjudican a sus propiedades de limpieza física y espiritual.
  • Propicia la meditación, ya que relaja la mente e induce una sensación de entrega y abandono. Es muy usado en prácticas de Yoga, Reiki y aromaterapia. Se dice que su aroma intenso y convocante ayuda a profundizar la meditación en los momentos espirituales de contemplación.
  • Es afrodisíaco: estimula la dulzura y la capacidad de dar y recibir amor. Su cualidad terrosa y enigmática ayuda a mejorar la relación amorosa y espiritual en las parejas. Algunos sexólogos recomiendan utilizarlo en el dormitorio para lograr un momento mas íntimo y amoroso.
  • Eleva la autoestima y mejora el humor.
  • Aumenta la sensación de calma y bienestar en el hogar y los ambientes en general.
  • Es un repelente natural de mosquitos.
  • Es un talismán que llama a la buena suerte.

 

Para que el palo santo tenga la mejor calidad, la madera debe cosecharse con un método particular. Su madurez es de los 50 a los 70 años, que en términos relativos no es mucho. Una vez que el árbol muere por causas naturales, debe dejarse en su lugar durante al menos cinco u ocho años para que los aceites del duramen maduren lo suficiente y sea de calidad.

 

Selenita:

Su nombre proviene del griego “selene”, que significa “luna”.

La selenita simboliza la pureza espiritual. Infunde paz profunda y se recomienda para la meditación. Se considera una piedra para la expansión de la consciencia y para activar los centros de energía superiores, como el chakra de la corona. La selenita ayuda a calmar la mente y favorece la claridad y la lucidez.

Es ideal para ayudarnos a trabajar la intuición.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.