Un deseo, un anhelo o simplemente gratitud. Los rituales nos ayudan a transmitir lo que sentimos al universo